martes, 19 de junio de 2007

Padres en Bolivia abusan de sus hijos

En el 83% de los hogares de Bolivia, los niños y los adolescentes han sido maltratados física o psicológicamente.
EFE

5 de Junio de 2007


1.2 millones han sido golpeados

Castigos severos


Comenta esta Noticia en los Foros de Univision



LA PAZ, Bolivia - En el 83 por ciento de los hogares de Bolivia, los niños y adolescentes hasta 20 años son o han sido maltratados física o psicológicamente, generalmente por uno o ambos progenitores, según un estudio dado a conocer.

1.2 millones han sido golpeados

El informe, elaborado por el Instituto Nacional de Estadística (INE) en colaboración con el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), está basado en los resultados de la Encuesta Nacional de Demografía y Salud (ENDSA) realizada en 2003.

De los más de 4.4 millones de menores de 20 años que había en Bolivia entonces, casi 1.2 millones habían sido vejados físicamente al menos una vez y 1.1 millones más habían sufrido algún maltrato psicológico en el hogar.

El estudio detalla que el 56 por ciento de las madres biológicas creen que sus hijos merecen castigos y, entre las razones para aplicarlos, citan en primer lugar la desobediencia, seguida de "renegar o hacer renegar", y llegar tarde.

Además, agrega que más del 75 por ciento de las madres han castigado en alguna ocasión a sus hijos e hijas, frente al 53 por ciento de los padres biológicos que lo han hecho.

En el acto de presentación del informe, el representante de UNICEF en Bolivia, Jonathan Lewis, precisó que esa diferencia no es atribuible a que los padres tengan más reparo en maltratar a los niños, sino a que muchas veces no participan en la educación de sus hijos.

En cuanto a la escuela, el 55 por ciento de los profesores bolivianos suelen ejercer prácticas violentas con sus alumnos.

De los más de 4.4 millones de menores de 20 años que había en Bolivia entonces, casi 1.2 millones habían sido vejados físicamente al menos una vez y 1.1 millones más habían sufrido algún maltrato psicológico en el hogar.